Areatza patrimonio

Patrimonio

El casco urbano de Areatza se conserva en gran parte y fue declarado Bien Cultural con la categoría de Conjunto Monumental en 1996 (BOPV de 10 de junio). Responde a la tipología habitual de las pueblas medievales, con dos calles largas paralelas -Bekokalea y Goikokalea- tendidas longitudinalmente de N. a S. y cortadas transversalmente por los cantones de Zubizarra e Ilargi. La trama urbana acogía unas manzanas regulares, simples las extremas, doble la central. Estas se dividían en parcelas góticas sobre las que se alzaban las casas de la villa, de las que se ha conservado la nº 7 de Bekokalea, de finales del s. XV. En la misma calle quedan algunos vestigios de las fortificaciones fundacionales de Areatza.

La torre de Leguizamón fue derribada al construirse en su solar las piscinas municipales. Era de planta cuadrada, de once metros de lado, ocho de altura y muros de un metro de espesor. La puerta, ojival, se abría en la fachada Este y poseía aspilleras en todos sus frentes. La de Ugunaga o Huegonaga del s. XVI sobre torre bajomedieval y reformada en el XVIII, tiene volumen cúbico, cubierta a cuatro aguas y arcos apuntados.

Es de reseñar asimismo, en el arrabal de la Piedad, una casa con esgrafiados de tradición mudéjar. Por su parte, la casa de Gorordo, fechada en 1675, presenta escudo con armas de los Axpe. Se ubica en el barrio Ugunaga y fue mandada construir por Juan Abad de Axpe según una inscripción en la fachada. De la misma época es el palacio de Guardamino.

Mención especial merece el palacio de Gortázar o del Riscal. Se trata de una edificación palaciana urbana, antigua torre de fines del s. XV, con planta inferior en sillería del XVI y cuerpo superior de ladrillo de mediado el XVII; las pinturas alegóricas de la fachada son frescos barrocos fechables hacia 1735. Al s. XIX pertenece la Casa Consistorial, obra de Luis de Bengoechea (1862), edificio construido para escuelas.

La fuente de la Alcachofa es neoclásica y se debe a Martín de Saracíbar (1851). La de Iturrimorro pertenece al s. XVII.

Respecto a los puentes, Zubizarra data de 1730; el de Iturrimorro, de 1840, fue reformado en 1901; el de Karpo, fue rehecho en 1925. Citemos finalmente los molinos de Barrondo, Bekoerrota y Goikoerrota.

Respecto al arte religioso, destaca la iglesia parroquial de San Bartolomé. Edificada a mediados del s. XIV y ampliada en el año 1513, es de estilo ojival. En el muro S. hay una portada gótica, con las dovelas del arco recortadas para adaptarle una puerta rectangular, en cuya clave hay motivos ornamentales y una inscripción del año o era 1344.

En el muro O. hay una portada del tránsito del plateresco al renacimiento pleno. Se compone de tres cuerpos: el primero un arco de acceso de medio punto, con sendos medallones, con los bustos de San Pedro y San Pablo, en las enjutas; a cada lado un par de columnas que flanquean las estatuas de San Pedro y San Juan Evangelista; el segundo cuerpo contiene cinco hornacinas, la segunda y cuarta con tallas de San Pablo y la Virgen, las otras vacías; el tercero forma un frontón, con tres hornacinas y relieve del Padre Eterno en el tímpano.

El interior de la iglesia fue transformado en el año 1870, y así, al construirse las bóvedas, desaparecieron los primitivos ventanales, además, se añadieron dos capillas y el presbiterio, donde hay un retablo de estilo renacimiento, que está reformado. En el ático aparecen Cristo, la Virgen y San Juan; en el tercer cuerpo, la Asunción, a cuyos lados están Santa Esther y un relieve de San Francisco, y Santa Judith y un Santiago Matamoros. En el segundo cuerpo San Bartolomé. S. Pedro, S. Pablo y relieves de la vida de S. Bartolomé. El primer cuerpo es de nueva factura. Finalmente, un doble banco con relieves de la vida de Jesús. Al pie hay relieves, con escenas de la vida de Jesucristo, en las dos filas.

En el primer cuerpo aparecen la Inmaculada, San Gabriel, San Rafael, San José y San Juan. A la derecha hay dos altares, uno con un relieve de las Animas del Purgatorio y una cabeza en la parte superior, con una inscripción. El otro, realizado en el año 1721, tiene una Dolorosa, un San Sebastián y una Santa Agueda, en lo alto, los dos Santos Antonios y en medio, la Magdalena. A la izquierda hay otros dos altares, en uno hay un Jesucristo de escaso interés; en el otro aparece una figura moderna del Sagrado Corazón, San Rafael, Tobías y San Roque; y en la parte alta San José. Son interesantes unos cuadros grandes de Cristo en la Cruz, Santa Teresa, San José y Santo Tomás. Es también destacable una figura de San Luis Gonzaga, obra de Higinio Basterra, que está en el presbiterio.

En la sacristía se conserva un cuadro de la Presentación del estilo del renacimiento italiano; y una figura de la Virgen, de estilo gótico, que se halló en el desván de una casa próxima a la iglesia. Ermitas de la Piedad, de Santo Tomás del s.XVIII. Convento de Franciscanas. Fundado en el año 1620. Son de interés algunos altares de su iglesia. Uno en el presbiterio, barroco, con Santa Isabel, un Cristo y dos cuadros de San José y de San Pascual Bailón. Son también barrocos los altares de San Antonio de Padua y de San Francisco de Asís. En otro altar, de estilo renacimiento, hay una destacable figura de la Virgen con el Niño. Órgano de 1626.

  • Gorbeia central park
  • Turismo Arratia
  • Turismo Bizkaia
  • Turismo Euskadi
  • Transportes
  • Euskalmet

Información

Centro de Información Turística de Gorbeia: Zubiaur Plaza, s/n. 48410, Orozko. Teléfono: 94 612 26 95. Email: turismo@gorbeialdea.com.